The Pains Of Being Pure At Heart, potente cierre para el Escenario Verde

Artículo escrito por Mikel Arzak
Publicado el 25 de julio de 2010

jazzaldia 2010

Se esperaba con expectación la actuación de esta joven formación que llega de Nueva York con un disco y un EP bajo el brazo. The Pains Of Being Pure At Heart practican un sólido y potente Rock con toques Pop electrónicos que en disco queda algo escaso por la ‘demasiado’ baja voz del cantante.

En directo ganan, y esa es la primera sorpresa que uno se lleva. The Pains Of Being Pure At Heart está formado por cinco jóvenes (muy jóvenes) que ejecutan sus instrumentos con una solidez plausible, como si llevaran años tocando. Sobre todo al principio, se les veía algo nerviosos, un tanto sorprendidos por el lugar, el escenario inmenso ante una playa con público a rebosar.

The Pains Of Being Pure At Heart

Muy comunicativos, el cantante y la fémina del grupo no paraban de dar muestras de agradecimiento y de asegurar estar encantados de estar allí. Si en el concierto de The Divine Comedy el buen vino se convirtió en protagonista, los chicos de The Pains Of Being Pure At Heart apostaron por el Kalimotxo, brebaje donde se mezcla vino peleón con Coca-Cola. ¡Ahí es nada! Y ellos encantados. Tanto que al final, en los bises, lanzaron una botella de esta bebida al público, algunos lo probaron, y no contento con ello, el cantante, tras finalizar el concierto, bajó a la arena para reclamar su botella y dar cuenta de ella. Fue educado y se dejó agasajar por las primeras filas. ¡Qué menos!

Si te ha gustado, ¡compártelo! :