Russian Red, ¿Qué fue de tu pasado?

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 25 de junio de 2011

La Noche del Vino de Den fue la excusa perfecta para disfrutar del directo de Russian Red, que está inmersa en la presentación de su nuevo trabajo Fuerteventura. Grabado en Glasgow y con la colaboración de importantes músicos como componentes de Belle & Sebastian, es el disco de confirmación de una artista que ya sorprendió con su primer disco I Love Your Glasses. En una entrevista, Lourdes dijo que grabando este nuevo trabajo se dio cuenta de que no se esforzó lo suficiente en su disco de estreno. Con ello, parece que reniega de su debut. O, por lo menos, así lo demuestra en esta gira.

Y en efecto, Fuerteventura es un cambio de registro de la madrileña, que en 2009 la pudimos ver durante el Heineken Jazzaldia de San Sebastián, en un directo que poco se parece al actual, bastante más trabajado musicalmente, aunque bebiendo de las mismas esencias. En un pequeño escenario con un sencillo aunque efectista (lo justo, eso sí) montaje lumínico se presentó Russian Red y su banda de cuatro músicos sobre las 10 de la noche ante una audiencia que parecía estar más atenta a los caldos que allí se ofrecían que a las evoluciones de la cantante. Pero eso son los riesgos de mezclar eventos de tipo gastronómico con conciertos de música. En cualquier caso un mal menor en los tiempos que corren.

russian red pamplona

Una siempre dulce Lourdes y una excelente banda con Charlie Bautista a la cabeza fue desgranando todo (o  casi todo) el nuevo trabajo Fuerteventura. Así, estaba claro que Russian Red está muy satisfecha del nivel de este disco y que deja al ostracismo (o casi) a su I Love Your Glasses. Sonaron, y no en este orden, Everyday Everynight, The Sun The Trees, I Hate But I Love You, Fuerteventura, The Memory Is Cruel, Tarantino (con un excelente guitarrista), My Love Is Gone, January 14th, o A Hat. Todo en un in-crescendo emocional muy logrado hasta que llegó Braver Soldier, sin lugar a dudas una de las mejores composiciones de su nuevo disco.

Luego, con Lourdes a la guitarra y dos músicos acompañándola llegaría uno de los momentos más aplaudidos de la noche con Cigarrettes, el único tema de I Love Your Glasses de toda la noche. Y ante la histeria del público Russian Red debería reflexionar que tal vez su público la quiere por eso, por la sencillez desnuda de sus primeros temas. Es un caso similar al de Jewel, cuyo primer disco Pieces Of You no gusta demasiado a la artista que luego desarrollaría su carrera por otros derroteros. Pero sus seguidores siempre la recordarán con nostalgia por aquel primer trabajo. Y estoy seguro que Cigarrettes está en el setlist porque se incluye de forma revisada en Fuerteventura. Tras él sonó Letters, un alegre tema ‘olvidado’ y nunca publicado que quedó entre la primera gira y la grabación del segundo largo. La potente y resultona Mi Canción 7 cerraría el grueso del concierto. Un tema extra del nuevo disco que recuerda a Bat For Lashes sí o sí. En los bises (perdón, en el bis) interpretarían una versión de un tema del grupo The magnetic fields castellanizada por una formación argentina que conocieron a finales de 2010. De esta manera cerraron un cuidado concierto de buenas canciones interpretadas con gusto y buen hacer. Una pena que, hoy por hoy, a Russian Red no le guste su pasado.