Pegada bizarra

Artículo escrito por Mikel Arzak
Publicado el 1 de mayo de 2013

La víspera del 1 de mayo se vivieron fuertes emociones en la sala Gazteszena donostiarra, donde San Miguel DonostiKluba programó un doble concierto de La Doble Fila y Triángulo de Amor Bizarro. Los primeros, formados por catalanes y gallegos con ganas de aprender euskera, presentaban LP de debut bajo el título de Viernes de Rencor. Fueron de menos a más, con un arranque rockero muy simplón. Aquello sonaba a verbena de pueblo. A partir de la tercera canción el nivel se elevó sensiblemente, y temas como Diógenes, Palomas Disecadas o Chica Mala sonaron excelentes, con sonoridad rockera pero sin desbarrar. Para enmarcar fue el cierre, con una espléndida Jean Pierre.

Los gallegos venían a dar caña, y bien que la dieron. ¡Sobrados!

Había ganas de ver a los gallegos Triángulo de Amor Bizarro, que presentaban Victoria Mística, aún por aparecer en el mercado. Su cantante fémina, Isa, dijo haber venido a dar un poco de caña. Y sí que la dieron. Un inicio fulgurante con todos los instrumentos echando chispas revolucionaron la audiencia, que medio llenaba la sala. Dos guitarristas enloquecidos, un batería enérgico, y el bajo debidamente distorsionado con efecto producían un sonido denso, acelerado, altísimo. Tanto que las voces de sus dos cantantes quedaban ocultas bajo semejante ruidismo.

ocean colour scene intxaurrondo

Fotografía cortesía de Juan González Andrés

Dicen que su nuevo disco es menos ruidista, más orgánico. Y eso se vislumbró en algunas canciones, donde el segundo guitarrista cambió guitarra por teclado. Pero el ruido era similar, lo hagas con una guitarra o con un teclado y efectos. Curioso fue el momento en el que el técnico de sonido, desde la mesa trasera, se unió al grupo tocando el saxo. Desgraciadamente, no se le pudo escuchar entre tanto guitarrazo. El grupo ofreció, así, del tirón, un show compacto, sin contemplaciones. Tan compacto que, tras un último tema estirado hasta la extenuación, el grupo se retiró sin ofrecer bis alguno. Como diciendo «así son las cosas, y así se las hemos contado, con pegada y mucho ruido».

Si te ha gustado, ¡compártelo! :