Danzando bajo la lluvia

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 7 de septiembre de 2013

El Monte Igeldo volvió a vivir ayer el sabor especial de Kutxa Kultur Festibala. Asentado ya en su tercera edición, volvimos a saborear el mismo ambiente que ya nos fascinó hace un año. Algo que se contagió en los músicos y que, según declararon sus responsables, facilitó mucho la contratación de los grupos de cara a la presente edición. Una prueba de que el año pasado todo salió a pedir de boca ha sido que nos encontramos con una organización logística idéntica. Buena señal de que los chicos de Ginmúsica lo hacen muy bien. A primera hora vivimos lo mejor de la jornada con las actuaciones de Damien Jurado y Junip, mientras que los ritmos más bailongos y acelerados congregaron a las masas con Belako, Delorean y Crystal Fighters.

A primera hora de la tarde escaso público, entre los que se encontraban niños (no tantos como el año pasado), asistía al directo de los locales Roulot. Después, y con media hora de retraso por problemas logísticos personales del protagonista, el gran Damien Jurado, guitarra acústica en ristre, ofrecería el que se convertiría en el concierto del día. Lo hemos visto en formato acústico como el de ayer hace unos años en el Festival San Miguel DonostiKluba y con grupo en una gran actuación en el Teatro Victoria Eugenia. Hay quienes aseguran que en solitario es donde demuestra su valía artística. Otros lo preferimos con grupo. Sea como fuere, los conciertos de Jurado son siempre especiales. Y el de ayer lo fue. Y eso que comenzó con retraso y con problemas en sus dos micrófonos. El público enseguida se entregó a sus bellas canciones Pop-Folk y preciosa voz. Algunas fueron coreadas en las primeras filas. Por el retraso y las apreturas del horario del Festival, tuvo que acortar su setlist. Por ello, y para dejar buen sabor de boca, bajó al foso y subido junto a la valla, cantó una bella canción a capella, con un final apoteósico haciendo cantar al público llevando el ritmo chasqueando los dedos. Tras tan emotivo final, la organización le permitió cerrar su concierto con una canción sobre el escenario. Estuvo tan cercano, que se acercó a admirar las vistas de la ciudad, y hacerse unas fotos con unos cuantos de sus seguidores. Esperamos que vuelva.

damien jurado kutxa kultur festibala

Fotografía cortesía de Juan G. Andrés

Junip se está convirtiendo en una de las sensaciones del mundo indie este año. Ayer demostraron que no son un grupo efímero. El sexteto ofreció un directo compacto, compuesto por buenas canciones y grandes momentos intensos. Pena que el líder, con guitarra acústica, ande justo de voz. Mejoró algo con el pasar del minutaje, pero el hecho de que necesitase del apoyo de coros demuestra que anda escaso de fuerza. De todas formas fue uno de los conciertos de la primera jornada del Kutxa Kultur Festibala. Y entonces se materializó la amenaza del día. Durante todo el tiempo mirábamos de reojo hacia el cielo porque se había anunciado lluvia. Y cayó en forma de xirimiri intenso que, por momentos, se convirtió en algo más. Después caería bastante más fuerte. El grupo agradeció que el público ni se moviese. Y lo hizo con dos bises de altura, incluyendo su single, que se radia en diversas emisoras independientes. Fue lo segundo mejor del día.

Coincidiendo con la llegada de la noche comenzaría su actuación Belako, la sensación vasca del año, y que ya ofrecieron un concierto el pasado Heineken Jazzaldia. Es un espectáculo ver a esta banda, cuyos músicos cambian de instrumentos con una facilidad pasmosa y cantan casi todos. Todo muy increíble. Porque lo mismo disparan ritmos electrónicos que cambian a fuertes tonadas rockeras que recuerdan a bandas como H.I.M. Tuvieron una invitada especial de aspecto y voz cándida que cantó una canción con estilo de nana y con final estruendoso y muy rockero. Lo dicho. Increíble.

Delorean se están convirtiendoen una banda adulta y muy respetada. Su nuevo trabajo, que saldrá próximamente y que puede escucharse en la web de Pitchfork, demuestra una madurez y un nuevo giro en la trayectoria de los zarauztarras. Ayer, bajo una intensa cortina de lluvia, que no impidió que la muchedumbre danzara sin parar, ofrecieron un concierto compacto y muy trabajado. Han mejorado en todos los sentidos. Hasta en el look de sus componentes. Introducciones de infarto para sus éxitos, largos pasajes entre canción y canción, ritmos trip-hop en momentos memorables… Brutales. Su formación se ha ampliado con los coros de una cantante, que apoya la particular voz del bajista. Un acierto en toda regla. Tuvieron a Javi P3z como invitado especial para interpretar y homenajear a la movida donostiarra. Pusieron broche de oro después a una actuación de éxito.

Crystal Fighters cerraron la noche presentando su nuevo disco The Rave. Hace pocas fechas los hicieron en una premiere mundial en las cuevas de Zugarramurdi, y ayer hicieron lo propio ante un abarrotado parque de atracciones de Igeldo.

Hoy continúa la fiesta con un cartel de corte rockero con Dinosaur Jr como grandes estrellas y un interesante concierto de Bobby Bare Jr en el escenario Parque.