Psicodelia de primavera

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 2 de noviembre de 2013

Gaztemaniak! nos propuso ayer una noche de Rock y Psicodelia total en la sala del Centro Cultural Intxaurrondo. Las locales Las Primitivas, un dúo femenino a la guitarra, teclado y voces que se hacen acompañar por un bajo y batería, nos ofrecieron un contundente concierto de Rock agresivo. Comenzaron de forma excepcional con un tema cuidado al detalle en arreglos de guitarra y teclado. Las voces, eso sí, sonaron apagadas todo el set. Después elevaron intensidad, desbarrando en demasía, para acabar dando la sensación de que se trata de otro grupo de Rock duro de la zona. Sin más. Con toda seguridad estarán en numerosos circuitos de grupos locales, e incluso las veremos en el escenario local del Kutxa Kultur Festibala.

The See See es uno de los exponentes de la Psicodelia Rock del momento. Su disco Fountayne Mountain ha sido muy bien acogido por la crítica, comparándolos con grupos como Byrds, Crosby, Stills & Nash, Beach Boys, The Stone Roses o James. Ayer, el quinteto al completo (cuentan que en Bilbao no estuvo el teclista) ofrecieron un sólido concierto que sonó excelente en lo musical y no tanto en las voces. Abriendo con un tema instrumental, dejaron claro que lo suyo son las melodías psicodélicas que por momentos rozaron lo hipnótico. No me extraña que, así, se les pregunte si componen colocados con drogas. Ellos aseguran que lo máximo que toman es un Red Bull.

Esta fotografía no pertenece a esta crónica

Esta fotografía no pertenece a esta crónica

Sea como fuere, la banda multinacional afincada en Londres, bebe de innumerables fuentes para ofrecer un sonido que es todo un crisol de estilos bien mezclados y que en directo sabe mucho mejor. Vivir el directo de The See See es como beberse la primavera, y de trago. Pena que estemos en este otoño tan cambiante. Los cinco de The See See bien podrían hacer de relleno en un escenario secundario de un gran Festival como el Bilbao BBK Live. Uno de esos rellenos que llaman la atención y que sorprenden al personal que pasa por allí un tanto despistados.

Tras una hora larga de show y un tema de una intensidad inusitada, el grupo regresó al escenario para cerrar concierto con un par de bises. La audiencia, que llenó la mitad de la sala, los despidió con fuertes aplausos. Fue una bonita noche de primavera.