Heineken Jazzaldia 2014 apunta maneras con sus primeras confirmaciones

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 4 de febrero de 2014

Conocemos por fin las primeras confirmaciones de artistas que actuarán durante el 49 Heineken Jazzaldia, que se celebrará en San Sebastián entre el 23 y el 27 de julio. Con figuras como Ray Davies, Bobby McFerrin, Chick Corea en dúo con Stanley Clarke, John Scofield con su grupo Überjam y Dave Holland con su proyecto Prism, la edición del 2014 de uno de nuestros festivales favoritos apunta muy alto.

Además, otras personalidades destacadas del jazz, como Muhal Richard Abrams, Enrico Rava, Wadada Leo Smith y la cantante René Marie, estarán también en el programa, así como la banda experimental danesa Ibrahim Electric y la curiosa Orquesta de Hombres Orquesta quebequesa (L’Orchestre d’Hommes-Orchestres), que triunfó en el Heineken Jazzaldia del año 2012 con sus tres conciertos en el Teatro Victoria Eugenia.

Junto a estas primeras confirmaciones, se ha conocido que la edición de este año del Heineken Jazzaldia contará con los ya conocidos escenarios, entre los que se encuentran la Plaza de la Trinidad, el Auditorio del Kursaal, el citado Teatro Victoria Eugenia, el Museo San Telmo, el popular Escenario Verde de la Playa de Zurriola, las Terrazas del Kursaal o el siempre sorprendente Nauticool.

A continuación damos a conocer detalles de los artistas y formaciones que se han anunciado en esta primera tanda de confirmaciones.

Ray Davies

Ray Davies es una de las grandes figuras del rock. Su dilatada carrera, comenzada en 1963 al frente de The Kinks, se ha visto revitalizada tras el descubrimiento por parte del público joven del talento de Davies, que ha triunfado recientemente en festivales multitudinarios como los británicos Glastonbury y Meltdown o el Voodoo Experience estadounidense. Participó además en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres, en 2012, cantando Waterloo Sunset, una de sus composiciones históricas.

The Kinks fue una de las bandas británicas más legendarias de aquella oleada de los años 60 conocida como “invasión británica”. You Really Got Me, Tired of Waiting for You, Sunny Afternoon y Lola fueron algunas de las canciones de The Kinks, compuestas por Ray Davies, que se hicieron más conocidas. Un buen recopilatorio de su obra es Waterloo Sunset: The Very Best of The Kinks & Ray Davies, aparecido en 2012.

Tras la disolución de The Kinks, en 1996, Davies continuó en solitario fiel a su estilo: un rock sin florituras, con la guitarra siempre en primer plano arropando a la voz. Ha publicado cinco álbumes a su nombre, entre los que destacan Working Man’s Café (2008) y See My Friends (2010), en el que colaboran Bruce Springsteen, Metallica, Jon Bon Jovi, Richie Sambora, Gary Lightbody y otros dando nueva vida a los viejos éxitos de The Kinks.

Chick Corea & Stanley Clarke Duet

Chick Corea y Stanley Clarke son dos genios del jazz, con unas carreras tan sólidas y dilatadas a sus espaldas que el esfuerzo por resumirlas resulta estéril. Baste recordar que los dos colaboraron en los años 70 en la creación de Return to Forever, una de las bandas más determinantes del llamado jazz fusión, que incorporaba elementos del rock, siguiendo el camino pionero marcado por Miles Davis, y que contribuyó a extender el jazz entre un público más joven. Ambos ya tocaron juntos en el Heineken Jazzaldia donostiarra en las reencarnaciones de Return To Forever que protagonizaron en 2008 y 2011, y han desarrollado aparte numerosos proyectos personales.

Además de dirigir sus propios tríos y cuartetos, Chick Corea ha participado en algunas de las bandas que han dejado una huella más profunda en el jazz moderno, como la de Miles Davis en la época de Bitches Brew, Return to Forever o Circle, conjunto coliderado con el multiinstrumentista Anthony Braxton. Ha compuesto numerosas piezas convertidas en clásicas, como Spain, La fiesta y Windows, ha grabado decenas de discos y ha hecho una contribución sobresaliente a la historia del jazz.

Chick Corea ha estado muy ligado a la historia del Festival donostiarra desde aquel memorable concierto de 1981 en el Velódromo que estableció un duradero récord de asistencia. En sus recitales posteriores en San Sebastián (1983 con Trio Music, 1998 al frente de Origin, 2002 en piano solo y 2007 en dúo con Gary Burton) ha demostrado siempre una enorme capacidad para conectar con el público. El Festival reconoció su trayectoria otorgándole el Premio Donostiako Jazzaldia en 1998.

Stanley Clarke, ganador de varios premios Grammy y galardonado en 2006 con el premio a toda una carrera de la revista Bass Player, es considerado uno de los más influyentes bajistas eléctricos de la historia del jazz. Cuando se trasladó a Nueva York desde su nativa Filadelfia en 1971, empezó tocando el contrabajo con líderes reconocidos como Pharoah Sanders, Horace Silver, Art Blakey, Gil Evans, Joe Henderson y Stan Getz. Pronto se asoció con Chick Corea para fundar Return to Forever y se destapó como un enérgico bajista. Durante su estancia en la banda, Clarke publicó algunos discos por su cuenta, como su joya School Days (1976). Entre los discos más destacados de su época post-RTF están If This Bass Could Only Talk (1988) y The Toys of Men (2007).

Además de sus actuaciones dentro de Return to Forever en 2008 y 2011, Stanley Clarke dejó un excelente sabor de boca en San Sebastián en 2010 liderando la banda en la que figuraba la pianista Hiromi.

Ahora, Corea y Clarke se embarcan juntos en una de las travesías más difíciles, pero también más apasionantes del jazz: el dúo. No son fáciles los dúos en jazz. Es necesario equilibrar dos grandes talentos y sumarlos con sabiduría para lograr un todo armonioso. Si algo les sobra a Corea y Clarke, Clarke y Corea, es talento y sabiduría.

Bobby McFerrin: Spirityouall

Bobby McFerrin es el cantante de jazz más popular a nivel mundial. Estamos ante un artista inimitable, un acróbata de la voz y un comunicador nato, que nunca pasa de moda y mantiene inalterable su buena imagen. Sus conciertos garantizan diversión y exquisitez a la vez, algo que no es tan sencillo de conseguir. Todo lo que toca McFerrin lo convierte en oro. Su Don’t Worry, Be Happy es un canto al optimismo que se ha convertido en un icono universal.

El público del Heineken Jazzaldia ha tenido la oportunidad de disfrutar de Bobby McFerrin en tres ocasiones. Muchos recuerdan todavía su extraordinario debut en el Plaza de la Trinidad en 2001. En 2008 actuó en el Escenario Verde de la Playa de la Zurriola junto al Orfeón Donostiarra. Fue uno de los acontecimientos del verano, con la asistencia de 18.000 personas. En 2012 volvió a deslumbrar con su recital en el Auditorio del Kursaal junto a The Yellowjackets.

Bobby McFerrin

Después de colaborar con artistas de la talla de Herbie Hancock y Wynton Marsalis, McFerrin dio un salto en 1983 y empezó a ofrecer conciertos en solitario. Ganó varios premios discográficos junto a Joe Zawinul y Manhattan Transfer, interpretó los temas centrales de la serie The Cosby Show y de la película de Bertrand Tavernier Round Midnight y su carrera llegó a lo más alto, de donde ya no ha descendido, con el álbum en solitario Simple Pleasures (1988), que incluía el emblemático Don’t Worry, Be Happy. Otros hitos de la carrera de McFerrin fueron su trabajo con Voicestra, un conjunto de diez voces; su disco doble (Hush) con el afamado violonchelista Yo Yo Ma; el que grabó con Chick Corea (Play); y la divertida recreación de Pink Panther, de Henry Mancini, con cinco voces a capella.

Spirityouall es otra demostración de la versatilidad de McFerrin. Las canciones inmortales de la música espiritual negra cobran una vida nueva en su voz, sin desvirtuar el sentido original.

The John Scofield Überjam Band

John Scofield está considerado uno de los más influyentes guitarristas del jazz contemporáneo, hasta el punto de ser el guitarrista de referencia en los terrenos del post-bop y la fusión. Ha tocado con muchos músicos de primerísima fila, entre ellos el genial Miles Davis (con el que actuó en el Festival de Jazz de San Sebastián de 1984), y ha dirigido sus propios grupos, en los que ha ejercido de maestro y con los que ha grabado más de treinta discos a su nombre. Algunos los presentó en el Festival, como los cuartetos de 1995 y 2011 y el trío de 2004. También se le recuerda en Donostia por su actuación de 1986 junto al trío de McCoy Tyner.

John Scofield

Scofield ha colaborado frecuentemente con los pocos guitarristas que están a su altura, como Bill Frisell y Pat Metheny, y con músicos tan diversos como Charlie Haden, Medeski, Martin & Wood, Brad Mehldau, Mavis Staples, Jack DeJohnette, Joe Lovano, Tony Williams, Jim Hall, Ron Carter, Herbie Hancock, Joe Henderson y Dave Holland, entre otras leyendas del jazz.

El proyecto Überjam arrancó en 2002 con la edición del disco homónimo, que fue nominado a los Grammy. En 2013 apareció el disco Überjam Deux, en el que Scofield repite su colaboración con el guitarrista Avi Bortnick.

Dave Holland, Kevin Eubanks, Craig Taborn and Eric Harland: Prism

Contrabajista de la línea davisiana y pieza fundamental en el devenir del jazz contemporáneo, Dave Holland participó en dos de los más aclamados discos de Miles Davis, In a Silent Way y Bitches Brew, y luego compartió aventuras musicales con Chick Corea, John Scofield, Joe Lovano, Al Foster, Anthony Braxton, Sam Rivers, Betty Carter, Steve Coleman, Jack DeJohnette, Herbie Hancock, Pat Metheny, Michael Brecker y otras luminarias del jazz actual. Este músico nacido en Gran Bretaña, aunque ha desarrollado casi toda su carrera en Estados Unidos, maravilló en el Heineken Jazzaldia de 2005 al frente de una big band original e inventiva. Y regresó en 2010 para sorprender con su interesante colaboración con Pepe Habichuela, uno de los guitarristas flamencos de más prestigio.

En las tres décadas que lleva como líder, Holland ha obtenido dos Grammy, varios premios especializados (es elegido mejor contrabajista en el DownBeat Critics Poll desde 1999) y una consistente posición en las listas anuales de mejores discos. Además de los mencionados anteriormente, Thelonious Monk, Elvin Jones, Roy Haynes, Stan Getz y Gary Burton son buena muestra de otros artistas con los que Dave Holland ha intercambiado ideas musicales.

Prism es el resultado de la asociación de Dave Holland con tres músicos excelentes y con los que se entiende perfectamente, especialmente con el guitarrista Kevin Eubanks, que ya participó en el disco de Holland Extensions (1989).

Enrico Rava Tribe featuring Gianluca Petrella

Enrico Rava ha llegado a ser el músico italiano de jazz de mayor reconocimiento internacional. Así lo acreditan tanto la demanda de sus actuaciones en cualquier país del mundo como su entrada en las populares votaciones de la revista estadounidense DownBeat: en 2012, su grupo Enrico Rava Tribe se alzó hasta el tercer puesto en la lista de los mejores del año, por detrás de Branford Marsalis Quartet y Rudresh Mahanthappa IndoPak Coalition, pero por delante de las bandas de Wayne Shorter, Sonny Rollins o Paul Motian, solo por citar algunos ejemplos. Era la primera vez que una formación europea alcanzaba tal honor, a lo largo de sesenta años de encuestas.

Rava colaboró en los años 60 con Don Cherry, Mal Waldron y Steve Lacy, con quienes se acercó al free jazz. Poco después se trasladó a Nueva York y comenzó a introducirse en la escena más vanguardista con músicos como Roswell Rudd, Marion Brown, Rashied Ali, Cecil Taylor, Charlie Haden, Marvin Peterson… A destacar también su trabajo con Carla Bley y la Jazz Composers Orchestra, periodo en el que participó en la grabación de Escalator over the Hill.

Fue en 1972 cuando grabó su primer disco como líder, Il giro del giorno in 80 mondi, y desde ese momento su constante fluir creativo le ha llevado a colaborar con músicos de ambos continentes, como Franco D’Andrea, Enrico Pieranunzi, Paolo Fresu, Stefano Bollani, John Abercrombie, Miroslav Vitous, Richard Galliano, Lee Konitz, Martial Solal, the Globe Unity Orchestra, Archie Shepp… Sus últimas grabaciones para los sellos Label Blue y ECM han dejado clara evidencia de su estupenda forma.

Wadada Leo Smith’s Golden Quartet: Ten Freedom Summers

Wadada Leo Smith consiguió importantes reconocimientos artísticos en 2013: la encuesta de los críticos de la revista DownBeat lo seleccionó como mejor compositor por su obra Ten Freedom Summers, que además quedó entre los tres finalistas de los Premios Pulitzer de Música, y la Jazz Journalist International Association lo eligió mejor músico y trompetista del año.

Ten Freedom Summers es un trabajo original del trompetista inspirado en el Movimiento por los Derechos Civiles de los ciudadanos negros y en concreto en los hechos ocurridos entre los años 1954 y 1964. Es una composición en forma de suite dividida en tres partes, que recorre los incidentes que cambiaron la historia social de Estados Unidos. El disco, cuatro compactos, se publicó en 2012 y ha recibido el aplauso de crítica y público.

Wadada Leo Smith lleva cuarenta años en activo dentro de la música creativa contemporánea. Sus estudios teóricos sobre el jazz y la world music (ha profundizado en las músicas de África, Japón, Indonesia, Europa y Estados Unidos) han tenido una gran repercusión. En 1967 se hizo miembro de la AACM (Asociación para el Avance de la Música Creativa) y fue cofundador de la Creative Construction Company, un trío junto a Leroy Jenkins y Anthony Braxton. En 1971 participó en el lanzamiento de New Dalta Ahkri, banda de la que formaron parte Henry Threadgill, Anthony Davis y Oliver Lake, entre otros. En 1998, Wadada y el guitarrista Henry Kaiser publicaron el disco Yo Miles!, un homenaje al periodo eléctrico de Miles Davis.

Algunos otros artistas con los que ha trabajado, siempre en la vanguardia, son Muhal Richard Abrams, Roscoe Mitchell, Lester Bowie, Joseph Jarman, Cecil Taylor, Carla Bley, David Murray, Don Cherry, Charlie Haden y Jack DeJohnette.

L’Orchestre d’Hommes-Orchestres: Cabaret Brise-Jour (around the music of Kurt Weill)

En un escenario repleto de objetos propios de un rastrillo, ocho personajes se valen del repertorio de Kurt Weill para hacer un canto a lo mejor y lo peor de la condición humana. Del cabaret berlinés al Broadway de Nueva York, pasando por la nostalgia parisina, la Orquesta de Hombres Orquesta sigue el recorrido de aquel músico exiliado acompañándose de instrumentos raros que reproducen el universo dramático de las canciones de Weill. La música se superpone a las imágenes fantasiosas y surrealistas creadas por el colectivo para crear retablos vivos sorprendentes, extraños y fascinantes, en la frontera del teatro, el cabaret, las artes audiovisuales y la performance.

L’Orchestre d’Hommes-Orchestres (LODHO) crea así un espectáculo que escapa a cualquier definición, agregando a una desbordante imaginación escénica una innegable calidad musical. Al tiempo que permanecen fieles a la obra de Weill, los hombres (y las mujeres) orquesta la moldean además como un material lúdico, intercambiándose instrumentos y voces, causando continuamente la sorpresa y la curiosidad por lo que vendrá a continuación.

Este vivero de artistas indisciplinados fue fundado en Quebec en 2001 y se caracteriza por buscar siempre los aspectos más inesperados de la creación artística, en un esfuerzo por reconciliar el arte contemporáneo y la cultura popular. Su espectáculo dedicado a Tom Waits alcanzó fama internacional y un éxito resonante en el Heineken Jazzaldia de 2012, donde la respuesta del público obligó a programar una tercera función en el Teatro Victoria Eugenia.

lorchestre dhommes

LODHO reivindica la figura del hombre-orquesta, el que tiene la capacidad para hacer todo a la vez sin poseer un talento individual especialmente brillante. Con su utilización de instrumentos creados con técnicas de bricolaje, el colectivo se aleja de la uniformidad y de la estandarización.

Con Cabaret Brise-Jour, LODHO no pretende interpretar una ópera entera de Kurt Weill, sino que ha elegido unas canciones concretas de su obra para crear una estructura dramática que, en principio, se sale del marco narrativo original de esas canciones, pero que les restituye todo su potencial dramático.

Kurt Weill (1900-1950) fue un compositor muy controvertido. Alemán, culto y revolucionario, era demasiado judío para los nazis, demasiado multidisciplinar para los eruditos y demasiado realista para los idealistas. Obligado a exiliarse tras la llegada al poder de los nazis en 1933, se instaló en Estados Unidos, donde recibió la ciudadanía en 1943. Comenzó su carrera en el seno de la vanguardia berlinesa (Schoenberg, Berg, Webern) y la terminó, paradójicamente, en el corazón del show-business americano. Aunque era de formación clásica, impregnó deliberadamente sus composiciones con las músicas populares del momento, como el jazz o el tango.

Muhal Richard Abrams

Muhal Richard Abrams ha sido una fuente de inspiración para tres generaciones de músicos, pues lleva cincuenta años en primera fila del jazz más vanguardista. Fue uno de los fundadores y el primer presidente de la Asociación para el Avance de los Músicos Creativos, organizada en Chicago por algunos de los músicos más revolucionarios, entre ellos los componentes del Art Ensemble of Chicago, con los que Muhal colaboró repetidamente.

Su extraordinaria técnica le permite lucirse tanto en solitario como en dúo, cuarteto, sexteto y gran orquesta, y ha recibido numerosos reconocimientos por sus amplios conocimientos musicales, entre ellos un doctorado honoris causa por la Universidad de Columbia. Es además un destacado compositor, con obras como String Quartet #2, que fue estrenada por Kronos Quartet,

Muhal Richard Abrams es historia viva del jazz; en sus primeros tiempos tocó con gigantes como Dexter Gordon, Max Roach, Art Farmer, Sonny Stitt y Woody Shaw, y después contribuyó decisivamente al estallido del free jazz en sus colaboraciones con Henry Threadgill, Anthony Braxton y el mencionado Art Ensemble of Chicago.

Para el Heineken Jazzaldia es un privilegio completar su palmarés con la presencia de este impresionante músico, que no ha estado anteriormente en San Sebastián.

Ibrahim Electric 

Si hay algo que define la música de este trío de órgano danés es su energía. Los ágiles riffs de Knudsen a la guitarra, el groove sembrado por el Hammond de Tuxen y el ritmo inagotable de la batería de Pasborg convierten a Ibrahim Electric en una banda con un directo muy poderoso.

Siempre con una sólida base de jazz, estos tres músicos se adentran con naturalidad en el terreno del soul o el afrobeat y hasta bordean el punk. Su música es entendida y bailada en lugares tan dispares como Estonia y Brasil, Marruecos y Corea, Serbia y China, Alemania y Thailandia, pues estos son algunos de los países en los que Ibrahim Electric ha actuado últimamente.

En su discografía hay joyas como Absinthe (2006), los dos álbumes que grabaron con el trombonista Ray Anderson (Ibrahim Electric Meets Ray Anderson en 2005 y Ibrahim Electric Meets Ray Anderson – Again! en 2007), y los más recientes: Royal Air Maroc (2010) y Isle of Men (2012).

René Marie Quartet

René Marie es uno de los talentos incuestionables del jazz vocal norteamericano. Su concepto del jazz, su dominio de la técnica y una expresión desbordante hacen de ella una artista ya consolidada, pero capaz todavía de darnos agradables sorpresas. Es una cantante y compositora a la que le gusta asumir riesgos musicales, incorporando elementos de modernidad a la tradición. Su labor es una continuación y actualización del legado de las grandes damas del jazz, por las que ella siente mucho respeto. Su último disco, I Wanna Be Evil, es un homenaje a la controvertida artista estadounidense Eartha Kitt, un trabajo que ha merecido las mejores reseñas en los medios especializados.

rene marie

René Marie ha triunfado en escenarios de todo el mundo, llevando a públicos diversos su personal forma de tratar la tradición musical afroamericana, siempre en clave de jazz pero sin dejar de lado guiños al blues, el funk, el folk o cualquiera de las manifestaciones de ese gran legado sonoro. Sus conciertos son recordados por el público por su capacidad de emocionar; como ejemplo, el que ofreció en 2011 en el Museo San Telmo en el marco del Heineken Jazzaldia.

Si te ha gustado, te recomendamos…