Lo que dicta el corazón

Artículo escrito por Mikel Arzak
Publicado el 17 de mayo de 2015

Si ayer, en el concierto de Mikel Erentxun de San Sebastián, hubo un protagonista, este fue su corazón. Él mismo lo contó. Hace un año, corriendo cerca de Intxaurrondo tuvo un desfallecimiento y pudo ver una gran X. Él estaba en medio de esa X… realmente jodido… y ahora… allí estaba, en su querida Donosti y haciendo lo que a él le gusta, actuando en directo. Tras el desfallecimiento y ser operado de urgencia de su corazón, estando en la UCI surgió su proyecto más personal. Un proyecto salido del corazón. Así nació Corazones, un doble disco de 16 canciones, donde el cantante lo puso todo. Compuso todas las canciones y en su grabación tocó el 80% de los instrumentos. Contó con la ayuda de uno de los productores de moda, Paco Loco. Un disco personal para sus seguidores más fieles. Y fueron ellos los que estuvieron en la sala del Centro Cultural Intxaurrondo. Por eso, o por cualquier otro motivo (este fin de semana hay multitud de conciertos en la ciudad), el caso es que la sala se quedó a medio llenar.

Durante casi dos horas Erentxun ofreció gran parte de su Corazones, ofreciendo pocos clásicos de su discografía. El concierto fue tan personal como el disco que presentaba. Si no conocías bien su novedad, el riesgo de quedarte con cara de mosqueo era importante. En cambio, si lo conocías suficientemente bien, lo ibas a disfrutar. Porque el bueno de Mikel se entregó, como es habitual. Quizá en esta ocasión se le veía más enchufado personalmente. Con una banda de postín, entre los que destacaban Joseba Irazoki a la guitarra y Paco Loco a los teclados y guitarra, los temas sonaron potentes, ricos en texturas sonoras, diferentes al disco… Como tiene que ser. Como el corazón dicta.

Fotografía cortesía de @Montse_71

Fotografía cortesía de @Montse_71

Sonó Corazones casi al completo y llevado al directo con maestría gracias a los solos impresionantes de Irazoki y efectos de Paco Loco, que tanto le gustan a él. Algunos clásicos, como Mañana, fueron adaptados al leit-motiv del concepto creado para esta gira. Un momento muy divertido fue la interpretación de Ahora Sé Que Estás,  un tema que hace 20 años compuso con su hermana Leire y que interpretó junto a ella. Luego hubo un par de bises donde conjugó temas de Corazón y clásicos.

Desde hace años los conciertos de Mikel Erentxun son un excelente ejercicio de mejorar un disco a límites insospechados. Tanto, que ha creado fanáticos y detractores a partes iguales entre sus seguidores. Ayer los primeros corearon, gritaron, y disfrutaron de lo lindo del que será, sin lugar a dudas, el concierto más personal de la carrera de Mikel Erentxun.

Si te ha gustado, ¡compártelo! :