Primeras confirmaciones de lujo para un Kutxa Kultur Festibala de mudanza

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 9 de febrero de 2017

No han pasado más de cinco años y el hogar de nuestro querido Donostia Kutxa Kultur Festibala se queda pequeño. Hoy se ha presentado la próxima edición y, ante problemas logísticos surgidos a raíz de reformas que tienen que hacer en el ya centenario Parque de Atracciones del Monte Igeldo, toca hacer mudanza. Su nueva ubicación, para al menos los próximos cinco años, será el Hipódromo de San Sebastián. Pero las novedades no acaban ahí, porque este año no va a coincidir con el festival Ebrovisión, otro de nuestros favoritos. Mientras el de Miranda de Ebro se celebrará el 31 de agosto y 1 y 2 de septiembre, el festi donostiarra se retrasa hasta los próximos días 15 y 16 de septiembre. El cambio de lugar, anunciado hoy por Sergio Cruzado, va a posibilitar pasar de un aforo de 6000 personas a uno de 8000. Además, el horario se ampliará desde la media tarde hasta la madrugada, cuando se podrá escuchar música electrónica, y se habilitará una zona de acampada. Para acudir al recinto, la organización ha llegado a un acuerdo con Euskotren, quien fletará trenes durante todo el día desde Bilbao/Eibar y Hendaia/Burdeos. Manteniéndose la identidad de ser un evento familiar, original, único y divertido, se alternarán conciertos en sus cuatro escenarios (alguno de ellos bajo carpas de circo) con carreras de caballos rebautizadas con nombres de bandas musicales, cuestión que está levantando polvareda en Redes Sociales.

En lo que realmente nos importa, el Festival ha anunciado sus primeras confirmaciones. Y son de vértigo. Después de varios años de silencio, la banda escocesa The Jesus and Mary Chain presentará en la capital guipuzcoana su nuevo álbum Damage and Joy, que se publicará el próximo mes de abril. También estarán los suecos The Hives y los estatales Love of Lesbian, que regresan al Kutxa Kultur con su nuevo trabajo El Poeta Halley.

kutxa kultur festibala 2017

The Jesus and Mary Chain, que ya actuaron en el BBK Live en 2015, se presentan como los grandes cabezas de cartel de esta edición y, posiblemente, de la historia del festival. Escoceses, son una banda de rock alternativo marcada durante el oscuro periodo post-punk y basada en las composiciones de los hermanos Jim y William Reid. Procedentes de East Kilbride, en el sur del país, publicaron una constante cadena de álbumes, sencillos y EP desde su formación en 1984 hasta 1999. Después de un paréntesis, volvieron a la carga en 2007. Durante los últimos años han venido ofreciendo conciertos por toda Europa, todos ellos con notable éxito de público. Su música se suele incluir en el estilo denominado Shoegaze.

The Hives son una banda sueca de garage rock. Son conocidos, por encima de todo, por sus enérgicas presentaciones en vivo y por sus vestuarios en blanco y negro. Su éxito comercial llegó con el lanzamiento del álbum Veni Vidi Vicious, que incluía su canción más conocida Hate to Say I Told You So. Cuentan con cinco álbumes de estudio, arrancando en 2007 con Barely Legal, Veni Vidi Vicious tres años después, Tyrannosaurus Hives en 2004, The Black and White Album en 2007, para cerrar con Lex Hives en 2012. En el Hipódromo seleccionarán los mejores hits de sus cinco álbumes de estudio.

La tercera confirmación es la más especial para nosotros. Porque Love of Lesbian son la banda del momento en la música independiente en España. Tras su anterior disco La Noche Eterna Los Días No Vividos y actuar en multitud de festivales (ya actuaron en 2012 en Igeldo), regresan ahora los de Sant Viçen dels Horts con El poeta Halley, su octavo álbum. El que posiblemente sea el trabajo más maduro e inaccesible para un nuevo público de Love of Lesbian, está formado por trece temas de una duración más larga de lo habitual. Pero lo más importante es que sus conciertos son siempre una fiesta, por actitud y por la entrega de sus seguidores, a miles gracias al uso de las redes sociales.

Pronto habrá más incorporaciones, hasta llegar a un total de treinta conciertos. Los abonos a un precio especial de 30€, que se mantendrá hasta el próximo 8 de marzo, se pueden encontrar aquí. Aquellos que ya hayan adquirido entradas y no puedan acudir al festival se les reintegrará el dinero de las mismas en los mismos puntos en los que se hayan adquirido hasta el 28 de febrero.