Donosti Sound seductor

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 7 de septiembre de 2017

Asistimos ayer a la première del primer trabajo de los donostiarras Amateur, formación que nace de las cenizas de La Buena Vida. Tres de sus componentes se han reunido para revivir un espíritu que parecía perdido. Aquél que muchos añorábamos. El llamado Donosti Sound elegante, sedoso, seductor. Así que es inevitable hacer mención a aquella banda que, sin hacer ruido, enamoró a diestro y siniestro, desde que ofrecieran un pequeño concierto en Madrid y un pequeño sello llamado Siesta Records, que cuidaba lo que producía, los fichó. Después vendrían grandes discos, una ruptura, una reunificación parcial, la muerte de Pedro San Martín… Demasiada convulsión en un grupo de personas tranquilas. Tras un descanso, Mikel Agirre, Cheli Lanzagorta e Iñaki de Lucas decidieron volver para demostrar que se pueden seguir haciendo grandes canciones, cuidadas hasta la extenuación.

Su primer y esperado trabajo se llama Debut! y aparece en el mercado mañana 8 de septiembre en diversos formatos, incluyendo una cuidada edición Vinilo+CD. Ayer ofrecieron un ensayo general de la gira que arranca el próximo 15 de septiembre en el Kutxa Kultur Festibala y que los llevará por muchas localidades, incluyendo otra fecha en San Sebastián a finales de año. Ante medios y amigos, la banda disparó 6 temas que sonaron de lujo. Mikel es ahora el líder indiscutible y ha mejorado sus dotes ante el micrófono. En La Buena Vida la sombra de Irantzu Valencia era demasiado alargada. Junto a él, se suman al directo Fernando Neira al bajo, Paul San Martín al órgano Hammond y Joseba Irazoki a la guitarra. Es decir, mucho voltaje sobre el escenario. Con esos mimbres, el éxito estaba asegurado.

amateur kutxa kultur kluba

Fotografía cortesía de Juan G. Andrés

No compliquemos las cosas. Amateur es La Buena Vida, aunque evolucionados. Que siete años son muchos años. Y esa es la mejor noticia que ayer se produjo, y se celebró, en la sala Kutxa Kultur Festibala. Sonido impecable, canciones fantásticas, con un in-crescendo preciso y precioso. El piano y el órgano hammond aportan un colchón ampuloso, elegante, donde descansan las nuevas composiciones. Si sumamos a ello la magia de Irazoki a la guitarra, con un solo impecable en uno de los cortes, aquello se convirtió en un homenaje al buen gusto. Algo que un público entregado agradeció con fervor. Fervor educado.

Sonaron canciones como Será Verdad, En Aquel Champán, Atardecer #74, o Sólo Un Sueño, que abre su Debut!, para cerrar con El Golpe, primer single del disco, homenaje incluido a Pedro San Martín.

Toca disfrutar. El Donosti Sound más elegante y seductor ha vuelto.