Love of Lesbian se despide con un gran truco final

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 14 de noviembre de 2017

El último trabajo de Love of Lesbian recibió muy buenas críticas por parte de los medios especializados, logrando una excelente respuesta del público que ha llenado todos sus conciertos. El Poeta Halley ha surcado un sinfín de salas, como la Totem pamplonica, y numerosos Festivales, como nuestros favoritos Ebrovisión y Kutxa Kultur Festibala. Pero va siendo hora de finalizar gira y los barceloneses lo harán con tres conciertos en Madrid y Barcelona. Como en su tema Cuando No Me Ves, dejaremos de verlos durante un tiempo, no mucho, tras su Gran Truco Final. Así se llaman los conciertos que se celebrarán el sábado 18 de noviembre estarán en el Wizink Centre de Madrid, para el que aún quedan entradas, y una semana después, harán doblete en el Sant Jordi Club de Barcelona los días 24 y 25 de noviembre, con todo el papel vendido. Por méritos propios, los de Santi Balmes se han convertido en un reclamo de lo más eficaz para salas y festivales. Son la banda del momento en la música independiente en España. Sus conciertos son siempre una fiesta, por actitud y por la entrega de sus seguidores, a miles gracias al uso de las redes sociales. En sus tres últimos conciertos, la van a liar parda, porque van a ofrecer algo muy especial, distinto. Si sus conciertos, sobre todo en salas, son 100% Love of Lesbian, no quiero ni imaginarme cómo serán los que servirán para despedirse durante un tiempo de los escenarios, su hábitat natural.

Hace un año regresaba una de las bandas más importantes del panorama indie nacional con El poeta Halley, su octavo álbum. Se trata del trabajo más maduro e inaccesible para público nuevo. Está formado por trece temas de una duración más larga de lo habitual, finalizando con la canción que le da nombre, en la que cuenta con la inconfundible presencia de Joan Manuel Serrat. Su líder declaró que El Poeta Halley es un reconocimiento al oficio de músico, «muy duro y muy intermitente», porque «obliga a convivir con el fracaso hasta esa particular chispa que logra que todo adquiera sentido y que valga la pena». Añadió que se trata de «un homenaje para el mundo de las palabras y de reconocimiento al medio», a través de la composición de las letras, con canciones largas, de hasta siete minutos, que reclaman una escucha «sosegada y pausada» sin dedicarse a otra cosa. «El gran error de nuestra época es que estamos súper dispersos, haciendo cincuenta cosas a la vez, y ha llegado un momento en el que la industria del ocio es tan espectacular que no se valora en su justa medida toda la oferta audiovisual que se consume», dijo. Así, en este «momento de saturación total», ha pedido algo «casi un imposible»: escuchar sin prisas y darle una segunda oportunidad a las cosas, como releer un libro o revisitar una película.

love of lesbian el gran truco final

Han actuado recientemente en Londres, donde suelen «llenar», ya que tienen muchos seguidores, la mayoría de ellos españoles expatriados a quienes escuchar su música supone, en cierta manera, «estar un poco más cerca de casa». Así, ha resaltado que tocar en una ciudad del extranjero permite a la banda dar «vitaminas o gasolina» a estos españoles para que puedan «aguantar un poco más» porque muchos de ellos están viviendo fuera de España situaciones «muy duras». Además giraron por Latinoamérica, que es para la banda como «volver al instituto, pero con la experiencia del mundo adulto» porque en estos países «hay que volver a ganarse la gente empezando de cero». Pero Love of Lesbian cuenta con una ventaja, que es la de tener varios discos a las espaldas y saber perfectamente lo que funciona y lo que no sobre el escenario, de modo que les ha ido en estos países muy bien. Este año la banda cumple dos décadas desde su formación, veinte años en los que han logrado el éxito «a base de prueba-error», en un continuo «proceso de aprendizaje», ha asegurado Balmes, para quien hay dos épocas en la banda «radicalmente diferenciadas», de modo que podrían ser dos grupos diferentes. «Las bandas de música tienen que conservar su personalidad y evolucionar con respecto a sus inquietudes, pero jamás hacerlo bajo la premisa de que si realiza un cambio es para sonar, por ejemplo, en los 40 Principales», ha subrayado el músico, reconociendo que el «factor suerte» también ha influido en la carrera de la banda.

El Poeta Halley ha sido todo un éxito, logrando ser Disco de Oro con más de 20.000 copias vendidas. Pero el Disco de Oro no ha sido el único triunfo reciente de los ‘lesbianos’. La carrera del grupo se vio agitada el año pasado por un «huracán de una escala descomunal», como cantan en el single Bajo el Volcán. No solo consiguieron el primer puesto en listas de ventas con el lanzamiento de El poeta Halley, sino que se mantuvieron muchas semanas firmes como uno de los discos más vendidos en España. También recibieron dos premios en Los 40 Music Awards (Mejor Grupo de la Crítica y Mejor Grupo de Impacto en Festivales) y un Grammy Latino por el Mejor Diseño de cubierta, ilustrada por Sergio Mora. Mientras el cometa Halley tarda unos 76 años en dar la vuelta al sol, ‘El poeta Halley’ solo ha necesitado un año para recorrer las principales salas del país, encabezar el circuito de festivales, viajar hasta Latinoamérica y volver. Y han seguido girando, ofreciendo bolos en Festivales, para terminar gira con fechas de cierre en Madrid y Barcelona. Pero antes se despedirán de todos nosotros el viernes en Vitoria. Por si no fuera suficiente, los proyectos se acumulan. El grupo está terminando la banda sonora de una película de animación que se estrenará este año y repetirá la experiencia, revisada y renovada, del espectáculo teatral Espejos y Espejismos en 2018.

Pero antes toca despedirse por todo lo alto. Las pocas entradas que quedan para su concierto de Madrid las puedes encontrar aquí.