Recuerdos de… El Columpio Asesino

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 14 de febrero de 2021

Descubriendo el grupo

El grupo navarro cambia de discográfica y lanza Diamantes en 2011, un fabuloso trabajo que te atraviesa cual llamarada. Un Kraut-Rock que te hace flipar. Así conocí El Columpio Asesino, una formación que, a partir de entonces, seguí con devoción. Una banda que tiene una particularidad. Su líder, Albaro Arizaleta, es el batería. ¿A que nunca habías visto una batería en la parte frontal de un escenario?. A finales de abril de ese año actuaron en una sala de su Pamplona natal. Sabían que llevaban bajo el brazo un gran disco. De esos en los que todos sus temas pueden ser singles, Hits. Y así ofrecieron un concierto donde sonó todo el disco. Curioso fue el comportamiento del público, entre los que conocían toda su discografía y los que, como yo, los había descubierto en su último LP. Y para enmarcar, y recordar, la interpretación de la balada Cisne de Cristal. Jamás volvería a sonar en futuras giras.

Un año después llenarían la sala del Centro Cultural Intxaurrondo para seguir presentando sus diamantes. Pero como los grandes grupos, el directo había evolucionado hacia terrenos más electrónicos, reformulando sus temas antiguos con el sabor de Diamantes. Si en el anterior se centraron en este trabajo, en San Sebastián lo mezclaron todo, generando fogonazos de éxtasis entre el respetable. Aquel año los volvería a ver en una noche de auténtica locura en la segunda noche de la edición 2012 de Ebrovisión. Actuaron entre Love of Lesbian y We Are Standard, formación con la que tienen muy buen rollo. De hecho, Deu Txakartegui participó en uno de los temas. Sería el último concierto que vería en aquella gira.

el columpio asesino diamantes

Su disco ‘donostiarra’

Si Diamantes es un disco redondo de principio a fin, Ballenas Muertas en San Sebstián no lo es menos. Lanzado en 2014 tras una larga gira, todos sus temas son excelentes y la banda los explotaría en un directo arrollador. La primera parada fue en el Kutxa Kultur Festibala de aquel año. Su directo, en formato festival, fue arrollador. Interpretaron una buena parte de su disco con sabor donostiarra (el público coreó el tema que da nombre a su disco), sus himnos de Diamantes y un puñado de temas anteriores. Compacto y fulminante. Ese mismo año protagonizarían una muy original iniciativa junto a We Are Standard. Un 26 de diciembre, tras la resaca del día de Navidad, ofrecieron un concierto en la sala Zentral de su querida Pamplona. Un concierto muy especial donde lo pasaron, y pasamos, a lo grande. Terminaron actuando ambos grupos sobre el escenario.

El Columpio Asesino lanzó un EP llamado Ataque Celeste a principios de 2020. Un buen trabajo que mantiene el nivel de sus dos anteriores trabajos. Lo han podido ofrecer en escasos conciertos, ya que una gran cantidad de ellos han tenido que ser cancelados debido a la pandemia. Esperamos poder verlos muy pronto sobre el escenario. Ahí es donde nos gusta verlos y disfrutarlos.

Artículos publicados sobre El Columpio Asesino