Recuerdos de… Elton John

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 6 de marzo de 2021

Descubriendo al artista

¿Quién no conoce a Elton John? El británico es uno de esos músicos que se le conoce. Así, sin más. Es difícil, al menos en mi caso, concretar un momento en el que lo descubrí. Lo conocía. Como todo el mundo. Compré su disco The One. No era, ni lo sigo siendo, un fan del pianista. Pero por esas cosas de la vida, lo vi en directo el 2 de noviembre de 2014. El BEC! de Barakaldo cumplía 10 años y entre otras citas para celebrarlo, logró la actuación de Elton John. Cubrí aquel concierto para este medio. Y me llevé una de las mayores sorpresas de mi vida. Este articulo es el recuerdo de aquel concierto. Un hito en mi vida.

El concierto

Llegué pronto. Tras acreditarme, me guiaron a la zona de prensa. En este caso se estableció en un lugar muy lejano, con lo que me daba una visión completa del lugar. Mi primera sorpresa fue que el montaje escénico y técnico parecía sumamente sencillo. El escenario era totalmente diáfano, sin grandes artefactos. Un piano de cola era el gran protagonista del lateral izquierdo del escenario. Salvo un estrado en el lado contrario, no se veía nada más. Una pantalla al fondo y una hilera de focos en la parte superior completaba el plantel. Parecía que aquello iba a resultar poco atractivo. Craso error.

recuerdos elton john

Puntuales como británicos que son, aparecieron Elton y compañía sobre el escenario. El pianista por el lado izquierdo y el resto de músicos por la derecha. Como dos entes independientes. Elton John quiere todo el protagonismo. Lo deja claro. Pero te olvidas de todas esas minucias de una estrella rutilante de la música en cuanto aquello empieza a carburar. Y entonces comprendes, desde el segundo 1, que aquello va a ser algo grande. El show es sencillo. No tiene gran parafernalia. Un juego de luces sencillo y bien aprovechado y una pantalla gigante al fondo que acompaña con elegancia lo que allí se cuece. Y ¿qué se cuece? Un concierto grandioso. Y ¿por qué? Muy sencillo. El sonido es brutal. Alto y, sobre todo, nítido. No me podía creer que aquello sonara de esa manera. Porque sobre el escenario no había una gran cantidad de músicos. Y dudo mucho que Elton John utilizara sonidos pregrabados. De cualquier manera, el sonido era el mejor que he podido disfrutar desde que ando en esto de disfrutar de música en directo. Sin paliativos. Y encima tocó The One en versión sólo al piano.

Un concierto para enmarcar.

A sus pies, Sir Elton John