Simple Minds y el regreso a la normalidad

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 21 de julio de 2022

La noche de ayer será recordada como la que significó la vuelta a la normalidad tras dos años de celebrarse ediciones reducidas del Jazzaldi. Ayer noche celebramos un anhelado regreso que estábamos esperando desde 2020, fecha en la que estaban programados los escoceses Simple Minds. La banda liderada por Jim Kerr abrió la programación del festival donostiarra con un sólido concierto en la playa de la Zurriola. Miles de personas vivimos, por fin, toda una fiesta de la música que se convirtió en un canto a la vida.

El grupo está celebrando 40 años de historia. Una historia de éxitos que todos hemos escuchado en algún momento de nuestras vidas. Don’t you (Forget about me) sonaba en películas como El Club de los Cinco. Waterfront abría el Telediario de TVE a finales de los 80, mientras que otros temas se convertían en éxitos inmediatos en la radio fórmula, como Alive and kickingOnce upon a timePromise you a miracle, o Belfast child. Canciones que suenan a una mezcla de post-punk, new wave, synthpop…

simple minds jazzaldia 2022

Fotografía cortesía de Jazzaldia.

El escenario Keler Gunea se vistió de gala con un potente montaje escénico, con una pantalla al fondo y un fuerte juego de luces, que envolvió a un grupo de cinco músicos, además de Jim Kerr y dos vocalistas. Con estos mimbres ofrecieron un concierto sólido que fue de menos a más. No pudieron realizar la oportuna prueba de sonido y hasta el tercer tema aquello no sonó como debía. Arrancaron con Act of Love y Love Song. Fue con Waterfront cuando arrancaron los primeros aplausos del respetable. Y es que este tipo de conciertos funcionan cuando están trufados de Hits. Así, se celebraron los conocidos Mandela Day y la sublime Belfast Child, que fue llevada a la Zurriola en una excelente versión dividida en dos partes. Una primera delicada a más no poder para continuar con una más animada comandada por la formidable baterista Cherisse Osei. De esos temas que te gustaría escuchar en el Auditorio Kursaal.

Simple Minds ofreció un masivo concierto ante 42.000 personas con un toque genuinamente femenino.

A partir de entonces se subieron a un in-crescendo que finalizó con el mega Hit Don’t You (Forget About Me), que sirvió como final del set principal. En los bises arrancaron con la delicada Speed Your Love to Me, para finalizar con los éxitos Alive And Kicking y Sanctify Yourself. Simple Minds sigue en forma. Kerr anda igual de justito que en su concierto de 2009 en el Auditorio Kursaal. La formación lo sabe y tira de experiencia, poniendo cinco músicos sobre el escenario y un montaje lo suficientemente potente como para dejar un buen sabor de boca. Una excelente ejecución de sus temas más conocidos llevados de forma acertada al directo. Ayer, al margen de lo puramente musical, vivimos una celebración a la vuelta a la normalidad, un a celebración a la vida.