Omnívoros

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 5 de marzo de 2023

David Rodríguez, uno de los guitarristas que acompaña a Ana Fernández-Villaverde “La Bien Querida” en su Paprika Tour, aseguró ayer que los vascos tragamos con cualquier estilo musical, que somos omnívoros. Y es que La Bien Querida, tras descubrirla allá por 2009 en el festival DonostiKluba, ha protagonizado más eses musicales que esas que canta en A Veces Ni Eso “Y yo, Aquí haciendo eses, Aquí haciendo eses, De amor con las caderas”. En 2013 la vimos en Intxaurrondo, cuando presentaba Ceremonia, un disco catártico en su carrera y posterior devenir. Tras aquello, ha ido jugueteando con ritmos electrónicos tamizados por un estilo suave, muy impregnado de su especial forma de cantar. El año pasado cambió de discográfica y lanzó Paprika, un largo en el que mira hacia latitudes latinas, virando hacia ritmos rumberos, la bachata, la salsa o el bolero. Quién le ha visto y quién le ve. Se presentó en el Teatro Victoria Eugenia con cinco excelentes músicos para mostrarnos a una nueva versión de La Bien Querida.

Comenzaron con La Perra del Hortelano, precioso tema que abre su nuevo disco y que sonó espectacular. Mantuvo el nivel con ¿Qué?, de su fantástico Brujería, lanzado en 2019. Aquí los coros se los realizó David Rodríguez. El recital gravitó entre sus creaciones más recientes y éxitos anteriores. Y salvo una parte central enfocada en esos nuevos aires latinos por los que le ha dado a Ana, el resto del set estuvo trufado de esos temas que tanto les gusta a su público. Porque es ahí, en esos ritmos modernos trazados a partir de Ceremonia, donde se ganó y se metió en el bolsillo a su público que llenó las butacas del teatro donostiarra.

la bien querida victoria eugenia

Fotografía cortesía de Sandra Rojas.

No Es Lo Mismo y la mencionada A Veces Ni Eso sonaron fabulosas, apoyadas por un montaje escénico sencillo y eficaz. Parece tendencia la iluminación baja y trasera que ya vimos en el concierto de Interpol. Elevaría el nivel con La Verdad, otro hit de Brujería. Con Recompensarte inició un pasaje que transitó por terrenos latinos y rumberos. No por esperado dejó de sorprendernos el giro, que continuó con Mala Hierba, un tema de despecho y desamor, temáticas muy en boga últimamente. La Cruz De Santiago fue el toque bolero de la noche, finalizando el latin style con Esto Que Tengo Contigo, que el público bailoteó pegado al asiento.

Regresó a escenarios más reconocibles con Poderes Extraños, Muero De Amor, o la muy aplaudida Dinamita. Finalizó set principal con La Fuerza. Regresaron al escenario para soltarse con Datbay, de su último disco, para recordar tiempos iniciáticos en De Momento Abril y 9.6, su primera composición. Como viene ocurriendo en todos los conciertos de La Bien Querida, los 90 minutos largos de concierto supieron a poco. Y es que, como le gritó una persona del público, los omnívoros podríamos haber estado con ella toda la noche.

Hoy Gure Ahotsak nos ofrece una cálida noche con Maite Larburu Trio en la siempre cálida Sala Club del Victoria Eugenia. Las entradas para este concierto se pueden encontrar aquí.

Si te ha gustado, te recomendamos…