Everyday is Genesis day

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 28 de junio de 2023

Esa es la sensación con la que salí del Kursaal anoche, después de disfrutar del concierto que Steve Hackett ofreció ante un abarrotado auditorio, sin la parte trasera, unas 1300 personas. Hackett tiene una larga trayectoria, trufada de discos en solitario. Pero sus seguidores lo conocen por su paso por el grupo Genesis, que contó, en sus mejores momentos, con músicos como Peter Gabriel o Phil Collins. Así, en sus giras, incluye un amplio repertorio de su banda iniciática. En la gira actual reinterpreta, al completo, el largo Foxtrot, que el año pasado cumplía el 50 aniversario. Un disco icono para la banda. Antes, disparó una suerte de éxitos de su propia cosecha que giraron en torno a Everyday, un tema que respira a Genesis por todos sus poros. Es como si nos dijera que cada día es un día de Genesis.

Steve Hackett se presentó en el escenario junto a su habitual banda. Músicos de altura como Roger King a los teclados, Rob Townsend a los instrumentos de viento y teclado, Jonas Reingold al bajo, Craig Blundell a la batería, y un Nad Sylvan con look setentero, y haciendo las veces de Gabriel. Durante una hora se despachó con temas propios como la locura Ace of Wands, la eclesiástica The Devil’s Cathedral o la espectacular Spectral Mornings, que recuerda a Mike Oldfield.

Everyday se convirtió en una especie de eje sobre el que pivotó el primer tramo del concierto. Un tema que, por su estructura, recuerda a tiempos pasados. A Tower Struck Down escondió una sorpresa final con un solo de bajo que flipó al personal. Estas cosas solo se suelen ver en otros estándares, más jazzísticos. Por unos instantes parecía que estábamos en pleno Jazzaldi.

steve hackett kursaal

Tras Camino Royale, la banda finalizó a lo grande el primer set con Shadow of the Hierophant, un tema que, en directo, protagoniza un crescendo alucinante y alucinógeno, terminando a un volumen infernal. Una gran ovación dio paso a un descanso.

Han pasado más de 50 años desde que Foxtrot fuera lanzado por Genesis, allá en los inicios de la década de los 70. Hackett lo ha rescatado para revisarlo y ofrecerlo al completo. Se trata de una revisión. Aquí no hay un tributo en forma de fiel reproducción de aquellos directos, como hacen bandas como The Musical Box, muy conocida por estos lares. Suena a Genesis, pero con una nueva pátina.

Arrancan con Watcher of the Skies, para continuar con el resto de temas del disco, y cerrar con Supper’s Ready, una suite de más de 20 minutos y que la formación original la tocó sin el propio Hackett en directo. En este segundo tramo, Hackett deja todo el protagonismo a Nad Sylvan, quien interpreta y teatraliza su actuación, rememorando el estilo de Peter Gabriel.

Finalizaron de forma potente con los temas de Genesis Firth of Fifth y Los Endos. Antes, siguiendo esquemas propios de la banda recordada, Craig Blundell se marcó un solo de batería de nivel.

Steve Hackett, que demostró ser un virtuoso de la guitarra, se despidió con una ovación. Muestra de que las más de dos horas de concierto habían gustado. Y mucho.

Si te ha gustado, te recomendamos…