Nueva vida

Artículo escrito por Mikel Arzak
el 4 de enero de 2024

Como una crisálida. Así comenzó el primero de los dos conciertos que Izaro ofreció ayer en el Auditorio Kursaal. Desde lo alto del escenario, sobre una plataforma móvil que daría mucho juego a lo largo del show, y ataviada con un abrigo blanco que la cubría completamente, interpretó Zero, la intro de su nuevo disco Cerodenero. Toda una metáfora de lo vivido por la de Mallabia durante los dos últimos años y cómo lo ha venido afrontando personal y profesionalmente. En 2022, y en pleno éxito absoluto, y tras ofrecer un apoteósico concierto que ofreció el de mayo de 2022, y que despedía la gira Limones de Oro, declaró en el film Limoiari Eztia que se encontraba mal, que debía parar y descansar. Más recientemente, ha asegurado que «Llegó un momento en el que sentí rechazo hacia todo, no quería tocar, no quería hablar con la prensa, no quería que nadie me conociera por la calle… y necesitaba entender lo que me estaba sucediendo». Cual crisálida, Izaro, que acaba de cumplir 30 años, volvió a una nueva vida en 2023, un buen año para ella, en el que plasmó todo lo vivido en nuevo material y preparó un nuevo Tour que comenzó con el nuevo año en el Euskalduna de Bilbao.

Izaro abre una nueva etapa artística, con Cerodenero como pilar, que defiende sobre el escenario. Un disco conceptual, que cuenta una historia, la de una cantante que toca fondo en muchos sentidos y que se recupera, mirando el futuro con optimismo. Esa misma historia la plasma en un directo. Tras la efectista introducción, llega Iparraldera, interesante tema del nuevo largo que pone los pilares de lo que allí se iba a vivir. Delirios protagonizaría el primer momento especial de la noche.

En Cerodenero se vive cómo la cantante sube una montaña, como una metáfora de enfrentarse a los problemas. En directo, esa ascensión la plasmó en un bloque de corte electrónico, aderezado con dos bailarinas que protagonizaron unas coreografías tan lucidas como excelentes. Así disfrutamos de X eta Besteak y Campamento Base. El bloque lo cerró Izaro. móvil en mano en modo selfie que proyectaba la imagen al fondo del escenario, para interpretar una nueva versión de Libre. Ya en su gira anterior, la cantante desarrolló su sonido, jugueteando con elementos electrónicos, dando una vuelta de tuerca a algunos de sus temas. Esa nueva tendencia la ha plasmado en Cerodenero y, por supuesto, en el nuevo directo. Lo mejor del concierto.

izaro euskalduna bilbao

La fotografía no pertenece a esta crónica.
Fotografía cortesía de Euskalduna Bilbao.

Tras la ascensión, desde la cima, interpretó en solitario, recordando sus inicios, una preciosa versión acústica de El Mundo no es un buen Lugar. De regreso a tierra firme, Izaro y su banda montaron su set particular con instrumentos clásicos comandados por un contrabajo, para ofrecer temas como Tu Escala de Grises, Errefuxiatuena o Limoiondo. El público coreó en Las Llaves de tu Casa, reflejo de que lo estaba pasando pipa. Todas las Horas van a Pasar con Izaro junto al piano de Garazi cerraron otro set que gustó mucho al público. Mi Canción para Elisa fue muy aplaudida con un muy coreado estribillo “La vida entera” que ella celebra y baila con vitalismo.

En los bises, Izaro interpretó un tema a capella y se despidió con La Felicidad en tono totalmente festivo para despedirse en tono alegre. En su concierto histórico del Velódromo de Donosti, que supuso una despedida temporal, ofreció un show muy trabajado en lo artístico. Su actual gira recoge aquella experiencia y la lleva un paso más allá. Lleva consigo un montaje de lo más cuidado, con un sonido excelente y un juego lumínico tan sencillo como resultón. En el arranque del bloque electrónico, con reminiscencias Motomami de Rosalía, los focos traseros bajan para crear una atmósfera increíble. Las diferentes configuraciones escénicas funcionan muy bien, agilizando el concierto, y haciendo que las dos horas de espectáculo se pasen en un suspiro. Izaro, cual crisálida, renace tras una potente introspección hacia una nueva vida.

Si te ha gustado, te recomendamos…